Sant Martí Eix Comercial

Sant Martí Eix Comercial

El Ayuntamiento de Barcelona activa el Protocolo por situación de sequía en fase de emergencia

2 de febrero de 2024

  • El riego se limita a la supervivencia y sólo puede realizarse con agua no potable. Se regarán un total de 150 ámbitos con arbolado en toda la ciudad
  • Todos los servicios de limpieza que requieren agua se mantendrán sólo con uso de agua freática y siguen sin agua las fuentes ornamentales de la ciudad
  • Los servicios municipales han reducido en un 60% el uso de agua potable respecto a la situación de normalidad
  • El Ayuntamiento de Barcelona refuerza todos los canales informativos para dar a conocer las medidas y recomendaciones para el ahorro de agua a la ciudadanía
  • El protocolo municipal se activará una vez se publique el decreto de la Generalitat en el DOGC
  • Declaraciones de Laia Bonet: vídeo (MP4) – audio (WAV)

El Ayuntamiento de Barcelona aumenta en la fase de emergencia el Protocolo por situación de sequía en la ciudad. Ante la escasez actual de recursos hídricos, la Agencia Catalana del Agua ha decretado la emergencia hidrológica de la Cuenca del Ter-Llobregat que abastece a la ciudad de Barcelona. En esta fase se intensifican las medidas de ahorro y se introducen restricciones en el uso de agua potable en más servicios municipales, pero no existe afectación del abastecimiento de agua potable de la población. El protocolo se activará una vez que se publique el decreto de la Generalitat.

La teniente de alcaldía de Urbanismo, Transición Ecológica, Servicios Urbanos y Vivienda, Laia Bonet, ha remarcado que “llevamos ya 4 años de sequía continuada y la situación es muy grave. Debemos seguir trabajando para maximizar el ahorro de agua y mejorar la eficiencia del uso del agua en la ciudad”. Bonet ha añadido que Barcelona "ha hecho los deberes" tanto por el ahorro del consumo de la ciudadanía como los propios servicios municipales. “Debemos seguir trabajando todos, ciudadanía, comercios, turismo, servicios municipales y todos los sectores de la ciudad. El Ayuntamiento de Barcelona estará junto a todo el mundo acompañando en los nuevos escenarios”.

El decreto limita la dotación de agua en alta, es decir, la que cuenta el consumo doméstico, el comercial e industrial y el de los servicios de la ciudad, a 200 litros por habitante y día en todos los municipios afectados. Barcelona se ha situado de media en 2023 en 172 litros por habitante y día, por eso, en este momento, no se prevén afectaciones vinculadas al abastecimiento de la red de agua potable de consumo de la ciudadanía.

Limitación del riego de supervivencia con agua freática

A partir de ahora no se realizará ningún tipo de riego con agua potable. Sólo se mantendrá el riego de supervivencia allí donde se pueda realizar con agua freática, tal y como marca el decreto de la Agencia Catalana del Agua. En fase de emergencia, como ya se hace actualmente, no se realizarán plantaciones en nuevas áreas verdes, nuevas urbanizaciones y tampoco sustituciones de arbolado.

Actualmente el Ayuntamiento de Barcelona ya hace llegar agua freática a un total de 25 espacios verdes para el riego de supervivencia del arbolado, que se suman a todos aquellos espacios que tienen canalización de agua freática y es su riego habitual. En la fase de emergencia, se ha establecido una priorización del riego para garantizar salvar parte del arbolado que al mismo tiempo ejerce una función medioambiental y de salud muy importante en lo que se refiere a la mitigación de la contaminación, las temperaturas y como zona de confort de la ciudadanía especialmente en los meses de verano. Así pues, se garantizará el riego de supervivencia a:

  • Arbolado viario y palmeras en vías emblemáticas y grandes avenidas hasta llegar a un mínimo de 35.000 unidades.
  • Calles y avenidas con espacios verdes, como por ejemplo el paseo de Sant Joan o la avenida Diagonal.
  • Arbolado de parques emblemáticos e históricos como el parque de Cervantes, el Laberinto de Horta, los jardines de Pla y Armengol, los jardines de Costa y Llobera, los jardines del Teatre Grec, el parque de la Trinitat o los jardines de los Derechos Humanoss.

A partir de ahora se regarán con agua freática otros 125 ámbitos, hasta llegar a 150 espacios con riego de supervivencia con agua no potable en una primera fase. Los equipos municipales continuarán trabajando para ampliar el número de espacios a los que se hace llegar esta agua.

Por otro lado, a partir de ahora no se podrán regar los huertos urbanos con agua potable. Esto puede afectar a un total de 349 huertos escolares y 190 huertos comunitarios y sociales que a partir de ahora no se podrán regar.

Centros deportivos municipales

Todas las instalaciones deportivas municipales se ajustan a las medidas aprobadas por la Agencia Catalana del Agua en lo que se refiere al consumo de agua en los centros, al funcionamiento de las piscinas y al riego de los campos deportivos. Éstas son las medidas:

  • Se reduce el 25% de duchas disponibles en todos los vestuarios de las instalaciones deportivas municipales.
  • Se prohíbe el uso de duchas en los equipos federados después de los entrenamientos, sólo se podrán utilizar las duchas después de los partidos.
  • Se instaura la campaña comunicativa en todos los centros "1 ducha - 3 minutos" para fomentar el uso responsable de las duchas de las instalaciones.
  • Se reduce al mínimo indispensable para garantizar la normativa el filtrado del agua en las piscinas.
  • Monitorización de los consumos de agua de cada instalación para poder realizar un seguimiento exhaustivo de la efectividad y cumplimiento de las medidas de ahorro.
  • El sólo podrá regarse los campos con agua regenerada o freática con un mínimo imprescindible.

Por otro lado, de forma progresiva, se sustituirán los grifos lavamanos que no tengan pulsador temporizado, se instalarán aireadores en las duchas y grifos que no dispongan y se reforzará la información para todos los usuarios y usuarias de las instalaciones instalaciones.

Otros servicios municipales

La limpieza urbana, en esta fase de emergencia, se mantiene con uso exclusivo de agua freática no potable para limpiar calles, alcantarillado, pavimentos, fachadas y similares. El servicio de limpieza ha organizado una red de 28 camiones nodriza que alimentan de agua freática a los vehículos más pequeños de limpieza con mayor capacidad de movilidad sobre el terreno. Estas cisternas móviles se distribuyen por diferentes puntos de la ciudad en 3 turnos de trabajo. Estos mismos puntos también nutren a los vehículos de parques y jardines que realizan tareas de riego.

En la actual fase de emergencia también se mantendrán sin agua las fuentes ornamentales, lagos artificiales y otros elementos de uso estético excepto los refugios de fauna en peligro de extinción o destinados a la recuperación de las especies autóctonas que se rellenarán con agua freática.

Actualmente, los servicios municipales consumen el 5% del total de agua que se consume en la ciudad, un 26% corresponde al sector comercial e industrial y el 69% restante al consumo domiciliario. Por término medio, durante todo el año 2023 en la ciudad se han consumido 172 litros por habitante y día si nos fijamos en la dotación en alta (doméstico, comercial e industrial, servicios municipales) y 99 litros por habitante y día si nos fijamos en el consumo domiciliario, cifra alineada con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. Respecto a la situación de normalidad, el Ajuntament de Barcelona ha rebajado en un 60% el uso de agua potable en los servicios municipales.

El abastecimiento de agua a Barcelona tiene mayoritariamente un origen superficial proveniente de las cuencas de los ríos Ter y Llobregat para el agua potable, y del subsuelo para el agua no potable, que es el agua freática que se utiliza en determinados servicios municipales.

Refuerzo de la información a la ciudadanía

El paso a la fase de emergencia requiere también un refuerzo comunicativo tanto hacia la ciudadanía como para los diferentes agentes sociales y económicos de la ciudad. Con este objetivo se ha trabajado de forma conjunta con la Generalitat de Catalunya con una campaña informativa y de recomendaciones para fomentar el ahorro de agua dirigida a la ciudadanía y las personas que visitan la ciudad.

El Ayuntamiento ha reforzado también la comunicación a través de los canales digitales para dar a conocer las nuevas medidas y la afectación que supondrán.

Principales recomendaciones:

  • Cerrar los grifos cuando no se utilizan, el consumo de un grifo abierto puede suponer hasta 12 litros de agua por minuto.
  • Incorporar en los grifos dispositivos reductores del caudal.
  • No descongelar los alimentos bajo el grifo.
  • Ducharse en lugar de bañarse.
  • Reparar los grifos y cisternas de los inodoros que pierdan aguaInstalar cisternas de inodoro con doble carga.
  • No utilizar el inodoro como papelera, cada vez que se vacía la cisterna se gastan entre 6 y 15 litros de agua.
  • Poner la lavadora y el lavavajillas con la carga completa y utilizar programas de ahorro.
  • La limpieza de vehículos debe realizarse sólo en establecimientos comerciales que cuenten con sistemas de recirculación del agua.

Toda la información sobre las medidas y acciones recomendadas para el ahorro de agua se pueden consultar en la web barcelona.cat/sequera.

Ayuntamiento de Barcelona

Nuestros socios

Fran Mobiliari - Interiorisme
CTI SAURAS
GAES, una marca Amplifon
Escola de Dansa Isa Moren
Servirisc, S.C.P.
Peix i Marisc Alejandro
Cerveseria La Cantonada de Prim
Cargando...
x
X