Sant Martí Eix Comercial

Sant Martí Eix Comercial

El gobierno catalán aprueba la estrategia de actuación ante las nuevas medidas de la actividad laboral a partir del 14 de abril

13 de abril de 2020

1. Análisis

1.1. Escenario de regreso a la actividad laboral

El Real Decreto Ley 10/2020, de 29 de marzo, estableció la obligación de un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no desarrollan su actividad laboral en servicios esenciales del 30 de marzo al 09 de abril inclusive. Esta regulación ha permitido reducir sustancialmente la movilidad contribuyendo al distanciamiento social y la contención de las infecciones por Covid-19.

Ante la probable no prorrogación de esta obligación una vez finalice el plazo mencionado, se abre un escenario de reducción de las medidas de restricción. Supone el retorno a la situación previa existente entre el 14 y el 29 de marzo, regulada por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por Covid-19. En este escenario la movilidad se limita a determinadas causas que incluyen la actividad laboral, sin restricciones a excepción de la apertura al público de los locales y establecimientos minoristas. Por lo tanto, conllevará un retorno generalizado a la actividad laboral a partir del martes día 14 de abril.

El principal riesgo es que reproduzcan los escenarios de alta ocupación de los transportes públicos que se produjeron en el período del 14 al 29 de marzo, especialmente los primeros días de vigencia del estado de alarma. Estos escenarios van en contra del objetivo de distanciamiento social, y pueden favorecer un repunte de los contagios, anulando el esfuerzo realizado, y la contención actual de las infecciones. Además, la alta ocupación del transporte público para la movilidad laboral, ya generó, en su momento, una lógica queja de los ciudadanos por la incongruencia que suponía respecto a las limitaciones de movilidad por otras causas (no se puede pasear pero tienes ir a trabajar obligatoriamente en un vagón de metro lleno).

Por todo ello, hay que establecer, con el máximo consenso, medidas que eviten estos escenarios con el objetivo de seguir contribuyendo a una reducción de los contactos a través de la distanciamiento social. Hacerlo posible es clave para evitar un repunte de los contagios que anulen el esfuerzo del confinamiento generalizado de los últimos días y hagan necesario un nuevo refuerzo posterior para la contención. Hay que implicar a toda la sociedad, tanto individualmente como en las estructuras y entornos laborales. Es esencial la co-responsabilidad de todos.

En este sentido, es clave tener una perspectiva territorializada, no sólo de Cataluña respecto al conjunto de España sino también dentro del territorio catalán, considerando que el área metropolitana de Barcelona tiene una especial incidencia de la Covid-19, al tiempo que es donde se concentra la movilidad masiva en transporte público (ya sea interna, origen o destino).

Deben servir de lecciones aprendidas el repunte de casos que se produjo en algunas regiones de China o de Corea del Sur días después de iniciar la relajación de las medidas de contención, obligando a reforzar las medidas de contención y restricción en algunas de sus regiones. En el entorno europeo es un ejemplo Lombardía, la región más afectada, que ha mantenido medidas más restrictivas que en el resto de Italia una vez iniciado el desescalament del confinamiento. Concretamente, es obligatorio el uso general de medidas de protección: boca y nariz tapados (mascarilla, pañuelo simple o bufanda) e higiene de manos (guantes y soluciones hidroalcohólicas obligatorios a cargo de las tiendas).

1.2. Perspectiva social

Desde una perspectiva social, y no tanto epidemiológica o sanitaria, la estrategia también debe tener en cuenta los siguientes factores:

  • Estrategia global. La estrategia a corto plazo se debe definir teniendo en cuenta las estrategias a medio y largo plazo, para garantizar la coherencia en la gestión integral. Habrá desconfinaments parciales que habrá que afrontar.
  • Agotamiento social. La duración de las restricciones ha tenido impacto en todo el mundo y además ya hay una perspectiva generalizada de desconfinament total cercano. Esto hará más difícil mantener las medidas de restricción a la movilidad, y puede provocar un posicionamiento contrario a la gestión de la emergencia y los poderes públicos, derivando en un incumplimiento de las medidas, y en algún caso extremo en problemas de orden público . Es clave combatirlo con la confianza y la colaboración de la sociedad.
  • Co-responsabilidad. Es indispensable hacer partícipe y empoderar todos los ciudadanos individualmente y como sociedad para hacer frente al proceso de desconfinament secuencial a través de la adaptación de sus rutinas y acciones ordinarias.
  • Colectivos vulnerables. La estrategia debe ser global y al mismo tiempo adaptada a los colectivos más vulnerables, que seguirán sin poder salir a la calle en general. Esto es especialmente importante para los menores (escenario de padres trabajando y niños en casa con escuelas cerradas), las personas mayores y personas dependientes en general.
  • Discriminaciones y privilegios. La estrategia no puede favorecer o perjudicar en función de la edad o sector social. A pesar de la gente mayor es el colectivo más vulnerable a la enfermedad, su protección no puede pasar por unas medidas más restrictivas (alargar su confinamiento), sino por la co-responsabilidad del resto de la sociedad.
  • Escucha activa. La estrategia no puede fundamentarse en una actuación proteccionista sustitutiva de escuchar directamente las necesidades de los diferentes colectivos, incluyendo los menores y niños y ancianos que son los habitualmente silenciados a través de las administraciones públicas y la opinión pública que habla en su nombre.
  • Proximidad a la sociedad. Será clave y requerirá una estrategia de comunicación que vaya más allá de datos de salud, para trabajar la confianza con los poderes públicos y su gestión, facilitando así la aplicación de las medidas que se decidan.
  • Monitorización de los periodos de adaptación a cada cambio (regreso al trabajo, salida a la calle, etc ..). Esto permitirá detectar a tiempo los problemas y corregirlos. Se hará seguimiento de la reacción del conjunto de la sociedad (demandas, problemáticas, etc.), reforzando las medidas de monitorización en relación a la detección y seguimiento de los contagios (detección de nuevos casos y sus contactos y aislamiento) y sus efectos desde el Departamento de Salud.
  • Flexibilidad y agilidad para modificar la estrategia, en los casos que sea necesario a partir de la monitorización antes indicada.
  • Modelo de prevención. Habrá aplicarlo en detrimento de la estrategia reactiva que obliga a ir a remolque de los efectos de la emergencia. Debe ser un modelo de gestión similar a las emergencias por riesgos meteorológicos. Hay que evitar la estrategia inicialmente aplicada por la COVID19, esperar al impacto para reaccionar.
  • Resiliencia. La estrategia debe integrar la perspectiva de la resiliencia para garantizar la recuperación de la sociedad y de los individuos, especialmente con respecto a los miedos. El modelo también debe basarse en un monitoreo estricto del desarrollo de la pandemia y de las medidas de política sanitaria establecidas.
  • Cambios en la sociedad. La sociedad post-confinamiento no será La misma que antes de la emergencia por la Covid-19 debida al impacto en:

- Relaciones sociales y redes de contacto. Hay elementos negativos como el recelo a los contactos, por el miedo al contagio, pero también positivos como es un refuerzo de las redes de apoyo y de proximidad creadas a través de la ayuda a los más vulnerables. Hay que aprovechar estos elementos positivos.

- Pérdida de confianza y miedo. Puede condicionar las reacciones de los individuos a un retorno normalizado, generando incluso aversiones a los espacios públicos con mucha ocupación como los transportes públicos. Hay que abordar este miedo.

- Se incrementará el número de personas vulnerables por factores económicos, debido al fuerte incremento del paro y las pérdidas económicas generalizadas. Hay que incorporar esta mayor vulnerabilidad.

*Adjuntamos anexo con las recomendaciones para empresas y personas trabajadoras sobre actuaciones vinculadas a las situaciones que puedan producirse por el efecto del coronavirus SARS-CoV-2.

2. Propuesta

La estrategia para la fase 1 del desconfinament (finalización de la restricción de la actividad laboral a servicios esenciales) se estructura mediante cuatro ejes de actuación básicos:

Control sanitario (responsabilidad del Departamento de Salud).

  • Desarrollar, según el Plan de Tests, la estrategia para tomar decisiones asistenciales y poblacionales en el desconfinament.
  • Prever acciones adaptadas a la disponibilidad actual de elementos de prueba y en función de las previsiones de disponibilidad.
  • Priorizar las personas a testear, mientras no exista disponibilidad efectiva para la realización de tests masivos.
  • Definir una estrategia compartida de cómo actuar en función de los resultados (negativos, positivos, posibles falsos positivos, ...).
  • Impulsar medidas, en concierto con el Consejo de Relaciones Laborales, como la colaboración de los servicios médicos de prevención de riesgos laborales en la toma de muestras y realización de pruebas, recomendando hacer un control de síntomas antes de entrar en el lugar de trabajo cuando así sea posible.

- Midiendo la temperatura corporal y usar un cuestionario corto de síntomas respiratorios (tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria, fatiga)

    - Valorando que cualquier trabajador que presente temperatura superior a 37.30º, o síntomas respiratorios, deberá aislarse en su casa y en función de disponibilidad de test deberá solicitar un test PCR por prescripción médica y si sale positivo, mantener una aislamiento con baja laboral.
    - Recomendando también que cada trabajador / a, así como el resto de la población, reporte su estado utilizando la app stopcovid19.
  • Concertar també con los agentes sociales y Económicos la implicación de los servicios de prevenciones y los comités de seguridad y salud laboral en el Seguimiento de los Aislamientos y de las Incapacidad laborales, en colaboración, en super caso, con las Mutuas o los organos competentes.
  • Proponer, en los casos que sea posible, el seguimiento diario de datos.

Co-responsabilidad de la ciudadanía. Elementos de protección individual al transporte público, los establecimientos y los centros de trabajo:

  • Distanciamiento social (entre 1,5 y 2 metros)
  • Desinfección de manos antes los accesos (uso de agua y jabón durante 20 segundos o bien uso de geles hidroalcohólicos de al menos un 60% de alcohol). Hay que evitar tocarse los ojos, nariz y boca con las manos. Los guantes sólo deben llevarse cuando está indicados para el desarrollo de la actividad laboral, pero no son necesarios para uso en la comunidad (a excepción de los guantes de un solo uso en establecimientos comerciales de alimentación, gasolineras, etc. ).
  • Boca y nariz tapados con mascarillas quirúrgicas, si están disponibles o con prendas o mascarillas elaboradas en casa (con desinfección diaria). Se facilitarán a través de las farmacias con la tarjeta sanitaria.
  • Refuerzo de los hábitos de reducción de los tiempos y desplazamientos de consumo.
  • Hay que reforzar las medidas con puntos de dispensación de soluciones hidroalcohólicas, con folletos informativos, a todos los espacios de uso social compartido donde sea posible.
  • Los estándares de higiene deben modificarse en todos los sectores y ámbitos donde hay riesgo de infección (limpieza espacios públicos, centros laborales privados, etc ...)

Plan de control de aglomeraciones

  • Centros de trabajo (ámbito público y privado), de manera concertada con el Consejo de Relaciones Laborales, y de conformidad con sus recomendaciones que constan en el anexo 1, deberán impulsar medidas en la línea de:

- Mantener el teletrabajo siempre que sea viable. En el ámbito de la Generalidad de Cataluña se mantendrá excepto servicios esenciales que deban desarrollar la tarea presencialmente. Se pide hacerlo extensivo al resto de las administraciones públicas en Cataluña.

- Adaptar y flexibilizar los turnos y horarios para facilitar un desplazamiento escalonado a lo largo del día que evite aglomeraciones.

- Obligación de distancia de 1,5 metros entre trabajadores y con clientes, con recomendación de ampliar hasta 2 metros siempre que sea posible.

  • En los centros de trabajo, donde por las características de la actividad laboral no se pueda garantizar el distanciamiento, habrá que dotar de equipos de protección individual (mascarillas, guantes y batas según el caso) a las personas trabajadoras, de acuerdo a la prioridad que establezca el comité técnico del PROCICAT enfermedades emergentes y el criterio del Departamento de Salud.

- Si hay que hacer reuniones presenciales, que estas se realizan en grupos pequeños, manteniendo distancia de seguridad y con mascarilla.

    - Monitorización de los trabajadores por parte de los equipos de prevención de riesgos laborales con refuerzo de las medidas de control. No se podrá ir a trabajar con fiebre. Es importante la toma de temperatura efectuada por el propio trabajador 2 veces al día y, si ésta aumenta, avisar al sistema sanitario.
    - Refuerzo del sistema de inspección de trabajo para garantizar el cumplimiento de las medidas establecidas.
  • Transportes públicos (a través de los recursos de los planes de autoprotección):

- Regulación de accesos para limitar la ocupación máxima a 1/3. En metro, FGC y Cercanías en el exterior de estaciones. En autobuses y autocares, a través de los conductores.

- Mantenimiento de distancias de 1,5 metros en los andenes.

- Incremento de las frecuencias de paso en todas las franjas horarias laborables y ampliación de las horas punta para favorecer la limitación del empleo. Revisar la oferta de transporte de acuerdo a las posibles modificaciones de turnos y horarios del calendario laboral.

- Recomendación de la desinfección de manos en los accesos y salidas con soluciones hidroalcohólicas.

- Uso de los canales de comunicación del transporte para hacer recomendaciones higiénicas y de prevención.

- Refuerzo de la desinfección de instalaciones e infraestructuras.

- Limitación del transporte público de larga distancia (viario, ferroviario, aéreo y marítimo) (ámbito competencial del Gobierno español)

  • Establecimientos comerciales. Reforzar las medidas de distancia en aquellos que estén abiertos y mantener las pautas de compra y los mensajes de buenas prácticas desde protección civil.

Adaptación a necesidades sociales y colectivos más vulnerables

  • Refuerzo del seguimiento social de necesidades.

- Campaña de comunicación para un buen confinamiento: red de ayuda a los vulnerables cercanos y del autocuidado. Publicación de página web y mensajes a redes sociales y los medios de comunicación (#femxarxa y #autocura).

- Contacto profesional (servicios sociales locales, la Dirección General de Protección Civil a través del Colegio Oficial de Trabajo Social de Cataluña y otras redes del ámbito social que se puedan requerir).

- Escucha activa a través de las redes y de canales específicos para personas mayores, menores y otros colectivos vulnerables.

  • Personas mayores y personas con dependientes a su cargo (discapacitados u otras situaciones). Priorizar sus compras:

- Accesos a los establecimientos comerciales: Reservar franjas horarias a primera hora de la mañana. No hacer toda la cola para reducir el tiempo en el exterior.

- Compra online prioritaria para estas personas. Potenciar la compra online con recogida en la tienda para el resto de personas.

- Detección y apoyo mediante las redes de proximidad vecinal u otros elementos activados en el ámbito local.

  • Menores: niños, jóvenes y adolescentes

- Flexibilización y adaptación laboral (Exigencias al Gobierno Español)

1. Permiso retribuido recuperable por cuidado de menor (o solución similar).

2. Priorizado por edad (niños> jóvenes> adolescentes) y vulnerabilidad (social o económica, familia monoparental, custodia compartida, ...)

  • Análisis para facilitar servicios de acogida para los niños que, sin estar en una situación de especial vulnerabilidad, sus progenitores no han podido acogerse a las medidas de flexibilización antes previstas, como pueden ser servicios esenciales, a fin de evitar tener que recurrir a la red familiar que implique mayores (abuelas y abuelos).
  • Análisis continuo de posibles necesidades del colectivo de menores de edad en general, y específicamente de la demanda de poder salir, desde una perspectiva transversal de los diferentes departamentos competentes.
  • En su caso, definir una propuesta de salida regulada limitada en tiempo y distancia cerca del domicilio (ámbito competencial del Gobierno español).
  • Refuerzo de las actuaciones para situaciones de alta vulnerabilidad.
  • Incrementar la actividad de los Equipos de Atención a la Infancia y Adolescencia para detectar situaciones de riesgo en el hogar, de carencia de necesidades básicas (alimentación, insalubridad de la vivienda, etc.) o de violencia. Canalizar a través de los ayuntamientos y consejos comarcales los factores socio-educativos en cada caso. También en los servicios de atención domiciliaria sociales y presenciales en el ámbito socio-educativo.
  • Potenciar aún más la ayuda para la alimentación, para el refuerzo escolar u otros.
  • Ampliar el actual servicio de colonias y familias acogedoras y ofrecerlo a casos de mucha vulnerabilidad social o alta conflictividad familiar.

Generalitat de Catalunya

Nuestros socios

Mans i Mans
C & N Instalaciones
Esther Peral Gómez (Advocada)
Christyan Martos Fotografia
Carns Selectes Ferreres
Cal Fruitós
Cem Verneda
Cargando...
x
X