Sant Martí Eix Comercial

Sant Martí Eix Comercial

El 95% de los locales comerciales en planta baja disponibles en Barcelona tienen actividad comercial o de servicios

3 de marzo de 2020

En Barcelona, ​​el 95% de los establecimientos en planta baja disponibles están ocupados por una actividad comercial o de servicios. El dato, que constata la elevada densidad del tejido comercial de la ciudad, es una de las principales cifras que recoge el Censo comercial 2019, presentado este lunes en un acto en el centro Innobo. El censo, coordinado por la Dirección de Comercio, Restauración y Consumo del Ayuntamiento de Barcelona, ​​cuantifica también en 61.558 los establecimientos que tienen una actividad económica vigente en planta baja, un 2,15% más que en 2016. Montserrat Ballarin, concejala de Comercio del Ayuntamiento de Barcelona, ​​también ha anunciado la organización de un hackathon que pondrá en contacto desarrolladores digitales y el comercio de proximidad de la ciudad para resolver retos planteados a través de los datos del Censo comercial.

Barcelona tiene actualmente 61.558 establecimientos con una actividad económica vigente en planta baja. Así lo destaca el último censo de actividades económicas en planta baja que ha presentado la Dirección de Comercio, Restauración y Consumo del Ayuntamiento de Barcelona. El estudio, que permite obtener una radiografía actualizada del sector comercial de Barcelona, ​​dibuja una ciudad con una elevada densidad del tejido comercial, una estructura comercial estable y una oferta diversa de establecimientos en los barrios de la ciudad. Al Censo comercial 2019, que ya se puede consultar en esta página, se puede encontrar desde el número de comercios activos en planta baja que tiene Barcelona hasta su clasificación por tipo de servicios que ofrecen. El censo también permite comprobar la evolución del tejido comercial de la ciudad por distritos y por barrios.

Una ciudad de comercio de proximidad

El 95% de los establecimientos disponibles en planta baja de Barcelona está ocupado por una actividad comercial o de servicios, un valor que es bastante uniforme por distritos, desde el 97,6% de Ciutat Vella hasta el 93,6% de Nou Barris. Este dato, una de las cifras principales que se desprenden del Censo comercial 2019, constata que la elevada densidad del tejido comercial de la ciudad asociada a un alto índice de aprovechamiento comercial. En este sentido, el censo señala que Barcelona cuenta con 61.558 establecimientos activos de planta baja según datos de septiembre de 2019, lo que supone un incremento de 1.293 comercios y servicios activos respecto a lo que registraba el Censo de locales comerciales de 2016.

De la misma manera, el Censo comercial 2019 señala que Barcelona es una ciudad de comercio de proximidad. El estudio lo recuerda en concluir que la ciudad tiene un índice de abastecimiento comerciales de 3,72. Es decir, que hay casi 4 comercios por cada 100 habitantes, un valor por encima, por ejemplo, de París, con un 2,8, la única otra gran ciudad europea que hace un censo de establecimientos en planta baja.

Un sector comercial diverso

Si nos fijamos en los datos por tipo de servicios que ofrecen los comercios de la ciudad, uno de cada diez locales comerciales de Barcelona (12,8%) son comercios alimentarios. Uno de cada cinco (23%) son comercios no alimentarios, y la misma proporción, uno de cada cinco (18%), pertenecen al sector de la restauración, en el que están englobados restaurantes, bares, heladerías y otros servicios de alojamiento como, hoteles o pensiones. Asimismo, algo más de una tercera parte de los locales (36,10%) están dedicados a servicios diversos, ya sean financieros, inmobiliarios, culturales, recreativos, educativos o de reparación de objetos, entre otros. El resto de locales (9,99%) se destinan a equipamientos deportivos, religiosos y administrativos, así como actividades de la construcción y otros usos industriales menores.

Por actividades concretas, las cinco actividades que, individualmente, tienen un peso más destacado en la ciudad son los restaurantes (5.597), servicios a las empresas y oficinas (3.464), bares (3.290), comercios dedicados al vestido (3.158) y peluquerías (2.659). Dentro del sector del comercio al detalle, casi el 60% de los establecimientos (12.770) corresponde a comercio cotidiano alimentario (35,70%) y tiendas de equipamiento personal (22,30%). Otro 20% está formado por actividades de comercio cotidiano no alimentario (2.692) y menaje del hogar (2.421).

Un hackatón para seguir mejorando el tejido comercial

Durante la presentación del Censo comercial 2019, Montserrat Ballarin, concejal de Comercio del Ayuntamiento de Barcelona, ​​ha puesto en valor la importancia del Censo comercial 2019. Así, ha asegurado que "es una herramienta esencial que permitirá tomar decisiones y activar políticas públicas basándose en los datos que aporta y que son un reflejo de la realidad ". Del mismo modo, Ballarin explicó que el Censo comercial 2019 "permitirá conocer como evoluciona el tejido comercial de la ciudad; seguir diseñando políticas públicas con el objetivo de mejorar la oferta y asegurar el abastecimiento a la ciudadanía; y garantizar que todos los agentes implicados en el sector comercial conozcan a fondo la realidad de su mundo ". En este último aspecto, la concejala ha concretado que "el Censo Comercial 2,019 permitirá que se puedan tomar decisiones más precisas y efectivas".

En este sentido, Ballarin ha anunciado también este lunes en una rueda de prensa previa que próximamente se organizará un hackathón. Se trata de un evento tecnológico y digital que permitirá tejer sinergias entre la comunidad de desarrolladores informáticos y el sector comercial de la ciudad durante todo un día para resolver algunos de los retos que quedan reflejados los resultados del Censo comercial 2019.

Ballarin ha definido el Censo Comercial 2.019 como "una fotografía de gran precisión" que pone de manifiesto que "la actividad económica de Barcelona a pie de calle está dotada de una gran vitalidad". Para la concejala, así lo manifiesta el incremento del número de los establecimientos activos, la diversidad, la mixtura, el buen índice de abastecimiento y el descenso del número de los locales vacíos. Del mismo modo, ha asegurado que "a pesar de las amenazas como el e-commerce, el comercio de la ciudad etano en buena forma". El Censo comercial 2019, que se irá actualizando para tener una perspectiva viva del tejido comercial de la ciudad, ya se puede consultar en esta página.

Ayuntamiento de Barcelona

Nuestros socios

Esther Peral Gómez (Advocada)
Cal Fruitós
Manuka
Llibreria Silmar
Escola de Dansa Isa Moren
Temptacions
Calçats Ismar
Cargando...
x
X