Sant Martí Eix Comercial

Sant Martí Eix Comercial

El Gobierno aprueba un plan de apertura progresiva de las actividades afectadas por las medidas para hacer frente a la Covid-19

20 de noviembre de 2020

  • El vicepresidente del Gobierno y consejero de Economía y Hacienda y la consejera de la Presidencia y portavoz del Gobierno han dado a conocer la previsión de reapertura desde el lunes próximo y para los próximos dos meses.
  • Pere Aragonés ha explicado que el objetivo es "hacer compatible la responsabilidad sanitaria con la reactivación social y económica tan necesaria para muchas empresas y trabajadores".
  • Meritxell Budó dijo que el plan se ha hecho después de un "trabajo conjunto del Gobierno con los sectores afectados" y advirtió que "estamos en un primer paso, no en una desescalada".

El Gobierno presentó ayer al mediodía el plan de apertura progresiva de las actividades económicas y sociales que han sido afectadas por las medidas para hacer frente a la segunda oleada de la Covid-19. Este plan de flexibilización comenzará el próximo lunes, 23 de noviembre, y se hará por tramos sucesivos de 15 días, en función de los indicadores sanitarios, cada uno de los cuales permitirá más reaperturas y ampliaciones de aforos.

El vicepresidente del Gobierno y consejero de Economía y Hacienda, Pedro Aragonés, y la consejera de la Presidencia y portavoz del Gobierno, Meritxell Budó, han dado a conocer el detalle de este plan y las previsiones para cada uno de estos tramos en una comparecencia informativa. Pere Aragonés ha explicado que se trata de un plan con un horizonte de, "como mínimo", dos meses, que "busca hacer compatible la responsabilidad sanitaria con la reactivación social y económica tan necesaria para muchas empresas y trabajadores".

Aragonès ha destacado que, gracias a las medidas de contención activadas en las últimas semanas, "hemos conseguido cambiar la dinámica de la pandemia sin tener que recurrir a un confinamiento estricto", al tiempo que se ha evitado el colapso del sistema sanitario. El vicepresidente ha detallado que, a estas alturas, el ratio de transmisión del coronavirus en Cataluña ya se ha consolidado en una cifra inferior a 1, mientras que el volumen de contagiados diarios se ha estabilizado alrededor de 2.000 personas. "Nos estamos saliendo, y esto es gracias al esfuerzo colectivo de toda la ciudadanía, y especialmente de los sectores económicos más afectados por las medidas", ha añadido.

Sin embargo, ya pesar de la mejora de los indicadores sanitarios, Pere Aragonés ha subrayado que "no queremos correr", sino que la voluntad del Gobierno es "avanzar paso a paso y con total seguridad, mirando siempre la evolución de los datos sanitarios". En este sentido, ha avanzado que el plan de apertura progresiva de las actividades "se complementará con una estrategia para minimizar el riesgo epidemiológico que el departamento de Salud presentará en breve", y que pasa por la autoprotección ciudadana y la multiplicación de las tareas de rastreo y de las pruebas de detección de carácter preventivo.

El vicepresidente ha defendido que "lo que presentamos hoy no es un plan de desescalada como el de la primavera pasada, y esto lo quiero dejar bien claro; es un plan de retorno progresivo de algunas actividades económicas, que toda la ciudadanía tenemos que abordar con mucha responsabilidad". Es por ello que, durante su intervención, ha hecho un llamamiento "a no bajar la guardia ni un instante", ya que "vamos bien, pero la situación sanitaria sigue siendo muy grave". "Conjuramos seleccionados para terminar de superar la segunda ola de la pandemia y, sobre todo, para evitar una tercera ola durante el invierno y antes de que llegue la vacuna", ha insistido.

"Trabajo conjunto con los sectores afectados"

Por su parte, la consejera de la Presidencia ha dado a conocer el detalle de los cuatro tramos previstos en el plan, que, explicó, se ha hecho después de un "trabajo conjunto del Gobierno con los sectores afectados". Ha insistido en que "estamos en un primer paso, no en una desescalada, ya que todavía estamos en una segunda oleada de la Covidien y los datos aún no son lo suficientemente buenas". Por este motivo ha apelado a "la máxima colaboración y prudencia de todos y todas para seguir avanzando en este camino". Y ha pedido la "corresponsabilidad y el compromiso de todos", porque "seguir pasando de tramo a tramo depende de todos".

En esta misma línea, ha hecho un llamamiento a facilitar el teletrabajo. Ha recordado que el Gobierno no tiene competencias para hacerlo obligatorio, pero "si llegamos a un compromiso entre sectores económicos y sociales reduciremos mucho la movilidad". Añadió que en estos momentos "estamos al volante del 8% de teletrabajo y se podría llegar al 25%".

Meritxell Budó señaló que el confinamiento nocturno, de las 22.00 a 06.00 horas se mantendrá durante todos los tramos. En cuanto al confinamiento perimetral de Cataluña, estará vigente durante los primeros dos tramos y se podrá levantar el tercer tramo "si los datos sanitarios siguen evolucionando positivamente". Respecto al confinamiento municipal de fin de semana, se mantendrá durante el primer tramo; durante el segundo tramo pasará a ser de ámbito comarcal y a partir del tercer no habrá restricciones de movilidad el fin de semana.

Primer tramo, a partir del próximo lunes

En el primer tramo, que comenzará el próximo lunes, 23 de noviembre, el plan prevé la apertura de terrazas de bares y restaurantes con una distancia mínima señalizada de 2 metros entre comensales de diferentes tablas y una limitación de 4 personas por mesa, excepto que se trate de grupos burbuja. Los interiores de los locales podrán abrir con estas mismas condiciones, pero con la limitación de aforo del 30% y con una buena ventilación. En cuanto al horario de apertura, lo podrán hacer de las 6 de la mañana hasta las 21.30h.

En las universidades y escuelas continuarán vigentes las medidas que hay establecidas ahora de presencialidad en infantil, primaria y ESO; y en bachillerato y universidades con docencia teórica virtual. En cuanto a las extraescolares, siguen abiertas las actividades extraescolares y deportivas organizadas por los centros educativos con los grupos estables de las actividades lectivas. Y se añaden: las actividades deportivas no competitivas al aire libre y espacio cerrado organizadas por los propios centros escolares; las enseñanzas de régimen especial no reglada: formación práctica presencial hasta un máximo de 6 alumnos, y todo el resto de actividades extraescolares, también con un máximo de 6 alumnos.

Respecto a las actividades culturales, la consejera Budó explicó que en este primer tramo podrán abrir cines, teatros, auditorios y salas de conciertos con un 50% del aforo y siempre con un máximo de 500 personas en el caso de grandes espacios donde el 50% fuera superior a esta cifra. Continúan abiertos museos, bibliotecas y salas de exposiciones, pero el límite de aforo pasará del 30% vigente actualmente en el 50%.

Meritxell Budó también ha dicho que en esta primera etapa de apertura se abren también las instalaciones y equipamientos deportivos al aire libre con un aforo máximo del 50% y control de acceso; y las instalaciones en espacios cerrados con un aforo máximo del 30% con cita previa y sin vestuarios, excepto en el caso de las piscinas.

En cuanto a los comercios, continúa la limitación del 30% de aforo para los establecimientos de menos de 800 metros cuadrados. Respecto a los establecimientos de más de 800 metros cuadrados, se levantan las restricciones de espacio que había y pasan a estar abiertas al 100% de la superficie con un aforo del 30%.

En cuanto a las actividades recreativas permanecerán cerrados los espacios infantiles lúdicos interiores, fiestas mayores, bingos, casinos y salas de juego.

Los actos religiosos y ceremonias civiles se podrán celebrar con un 30% de aforo.

La consejera también ha indicado que en este tramo se mantendrá el máximo de 6 personas en la actividad social privada.

Segundo tramo: reapertura de centros comerciales

La consejera Budó ha señalado que después de 15 días "entraríamos a un segundo tramo, siempre teniendo en cuenta los datos sanitarios". En este periodo se prevé la reapertura centros comerciales con un 30% de aforo, y que los comercios pasen del 30 al 50% de aforo.

El comercio y la restauración podrán abrir los interiores de los establecimientos con el 50% de aforo. Y los cines, teatros, auditorios y salas de conciertos podrán abrir con un 70% de aforo.

Tercer tramo: reuniones hasta un máximo de 10 personas

El tercer tramo "nos situará al 21 de diciembre, si todo va en la buena dirección", explicó Meritxell Budó, que ha dicho que en esta fase "las actividades sociales se podrán realizar con un máximo de 10 personas", lo que corresponde a dos burbujas de convivencia habitual.

En el ámbito deportivo, el aforo al aire libre pasará al 70% y en los interiores al 50%. Y los actos religiosos y ceremonias civiles pasarán al 50% de aforo.

Cuarto tramo: recuperación progresiva de la presencialidad en el ámbito educativo

En el cuarto tramo, que sería a partir del 4 de enero, la consellera ha explicado que "las novedades serán en el ámbito educativo, ya que se recuperará progresivamente la presencialidad a bachillerato y extraescolares, y se recuperarán las competiciones deportivas". También, los cines, teatros, auditorios y salas de conciertos podrán abrir con la limitación del 70% del aforo pero el máximo de personas pasará a ser de 1.000.

Generalitat de Catalunya

Nuestros socios

Ros
Bakery Melero
Bar Restaurant Lamaro
Granier
Sector Tinta
Naturcarn Pont del Treball
Vistaoptica Verneda
Cargando...
x
X